Ciclo Integral del Agua
 
 
 

Satisfacer la demanda en cantidad suficiente ha sido siempre el objetivo de quienes se han encargo de la gestión del abastecimiento de agua a los ciudadanos. Sin embargo, la sobreexplotación y el progresivo deterioro de los recursos hídricos ha propiciado un cambio en los modelos de administración, que han pasado a tener como principios fundamentales la calidad y la sostenibilidad. En este nuevo escenario se hace imprescindible una gestión eficiente y eficaz, algo extremadamente complejo si no se aborda de forma integral, aunando bajo un único ente gestor todos los procesos por los que pasa el agua desde que es recolectada en la naturaleza hasta la devolución del excedente del consumo humano con la calidad suficiente para ser asimilado por el medio natural. Este conjunto de procesos es lo que se denomina Ciclo Integral del Agua.