Almacenamiento


Una vez captada el agua en la naturaleza, la siguiente fase del Ciclo Integral del Agua es su almacenamiento. El sistema de la ciudad de Cuenca consta de 11 depósitos con una capacidad total de 34.400 m3.

 

Cerro Molina

Las instalaciones están formadas por dos depósitos independientes de 7.500 m3 cada uno que reciben el agua del manantial de Royo Frío. Desde estos depósitos se distribuye a la mayor parte del centro de la ciudad y a las pedanías de Mohorte y La Melgosa. Cuentan también con una estación de bombeo que impulsa el agua hacia los depósitos construidos en la urbanización de Villa Román.

 

Dehesa de Santiago

El complejo, inaugurado en octubre de 2003 dentro de las obras de Mejora y Ampliación del Abastecimiento a Cuenca, está compuesto por dos depósitos de 3.600 m3 cada uno que reciben el agua del manantial de Royo Frío.

Depósitos del Cerro Molina Depósitos de la Dehesa de Santiago Uno de los depósitos del barrio del Castillo Fachada del depósito de la calle de San Pedro Uno de los depósitos de la calle de San Pedro Depósito del barrio de Villaromán Depósito del polígono SEPES Instalaciones de bombeo de Las Grajas Sala de bombeo de Las Grajas Depósito de La Melgosa Depósito de Villanueva de los Escuderos

Castillo

La construcción alberga dos depósitos, uno de 200 m3 y otro de 1.500 m3. El primero, que se abastece del agua bombeada desde el canal de la conducción de la Cueva del Fraile, suministra a la parte más alta de la ciudad (Barrio del Castillo, calle de San Pedro, Plaza Mayor y calle Pilares). El segundo, construido en 1992, se alimenta con la elevación de agua desde la estación de Las Grajas.


San Pedro

En la calle de San Pedro, uno de los muchos edificios históricos de la ciudad antigua de Cuenca está destinado hoy para el uso público. Lo que en su día fue el colegio de los Jesuitas y, posteriormente, la beneficencia de los Niños Expósitos de San Julián, alberga en la actualidad un almacén de agua. La portada levantada en el siglo XVIII, aunque restaurada recientemente, da acceso a dos depósitos -uno de 400 m3 y otro de 800 m3- que están unidos a los del cerro de Molina y se encargan de abastecer a las zonas de la parte alta de la ciudad a la que no llega el agua desde las instalaciones del Castillo, a Tiradores y a la Plaza de las Escuelas.


Villa Román

Dos depósitos, con una capacidad de 3.500 m3 cada uno, se encargan de abastecer de agua a la nueva zona de Villa Román y al depósito del polígono SEPES.

 

Polígono SEPES

Con el objetivo de atender las necesidades del polígono industrial del SEPES, ubicado en la carretera de Valencia, se construyó un depósito con capacidad para 2.200 m3 que se abastece del bombeo de agua desde los depósitos de Villa Román.

Asimismo, existe un depósito intermedio en el barrio de San Antón con una capacidad de 2.000 litros.

Para el suministro a las pedanías se cuenta con depósitos de menos de 100 m3 en Tondos, Valdecabras, La Melgosa, Mohorte, Cólliga, Colliguilla y Villanueva de los Escuderos, estos tres últimos abastecidos por otro ubicado en la finca Albaladejito. El barrio pedáneo de Nohales recibe el agua de la red de la capital.