Distribución


Una vez que se dispone de agua en cantidad y calidad suficiente, el siguiente paso en el Ciclo Integral del Agua es su distribución. Un total de 93 kilómetros de tuberías de diámetros entre 80 mm y 300 mm se encargan de llevarla desde los depósitos a los hogares y empresas de Cuenca. La red forma una malla que recorre el subsuelo de la ciudad y que permite trasvasar agua de unas zonas a otras mediante la apertura o cierre de las correspondientes válvulas.

 

A lo largo de la red se distribuyen cerca de 31.000 contadores que permiten controlar el consumo.


Aguas de Cuenca se encarga también del mantenimiento de las 142 fuentes existentes en la ciudad y en las pedanías.

 

 

 

 Agua para el consumo humano  Fuente ornamental del parque de Santa Ana  Fuente del Parque de Santa Ana