Captación


El primera fase del Ciclo Integral es la captación del agua en el medio natural. En el caso de Cuenca y sus pedanías, todo el agua proviene de aguas subterráneas. En total, de los distintos manantiales y sondeos en uso se captan más de 8,1 millones de m3 al año, cantidad suficiente para cubrir las necesidades de la capital y de los núcleos de población de Mohorte, Nohales, Cólliga, Colliguilla, Villanueva de los Escuderos, Valdecabras, La Melgosa y Tondos.

 

El agua que llega a la red de abastecimiento se capta en cinco puntos:


Manantial Cueva del Fraile

El manantial de la Cueva del Fraile, situado a 10 kilómetros de la capital, es el más antiguo de los que abastecen a la ciudad: la traída de agua desde esta zona se remonta a la primera mitad del siglo XVI. En él se captan 120 l/seg a través de un canal cerrado, vertiéndose el resto al río Huécar mediante un aliviadero. El agua que proviene de la Cueva del Fraile llega por gravedad a los depósitos de la calle de San Pedro, en el casco antiguo de Cuenca.

 

Manantial Royo Frío

El Ayuntamiento de Cuenca dispone del aprovechamiento de las aguas de este manantial desde 1971, siendo en la actualidad el principal punto de abastecimiento de la ciudad. Se localiza en la Serranía conquense, a 15 metros del nacimiento del manantial Los Baños y a unos 26 kilómetros de la capital. La captación se realiza en una galería de unos 45 metros de longitud a la que llega el agua de tres manantiales. Solo una pequeña parte del caudal se deriva para el consumo humano (310 l/seg), dejando fluir el resto al río Júcar.

Galería de captación de agua en Royofrío Conducción de agua desde Royofrío hasta Cuenca Manantial de Tondos

El agua de esta captación llega a través de una doble conducción de 26 kilómetros de longitud hasta la estación de bombeo de Las Grajas. Desde este punto se abastecen los depósitos de la Dehesa de Santiago y del Cerro de Molina. Este último, a su vez, transfiere agua a los depósitos de Villa Román y del polígono SEPES.



Sondeo de Albaladejito

En 1994, se realizó un sondeo a 6 kilómetros al Este de la ciudad, en la finca de Albaladejito. Aquí se captan 22 litros de agua por segundo que sirven para abastecer a Cólliga, Colliguilla, Villanueva de los Escuderos, Chillarón y la zona del Pinar de Jábaga.

 

Manantial Fuente de los Aserradores

Situado a 1,8 kilómetros del núcleo urbano, es el encargado de abastecer a la pedanía de Valdecabras.

 

Captación de 'El Recuenco'

Durante años, el abastecimiento a la pedanía de Tondos se realizaba desde un manantial situado al Sureste de la población, en la parte baja del cerro de La Muela. Sin embargo, en épocas estivales el caudal se resentía e incluso llegaba a desaparecer. Por ese motivo, en 2003, se realizó una nueva captación en el paraje El Recuenco, a 1,9 kilómetros del núcleo urbano, que ofrece un caudal cercano a los 27 l/seg.

 

Sondeo de captación en el Ventano del Diablo

Con el objetivo de garantizar el suministro en caso de emergencia por sequía, existen don sondeos para captación de agua procedente del acuífero de la Serranía de Cuenca en el término municipal de Villalba de la Sierra. Estas instalaciones, dotadas de bombas sumergibles y sus correspondientes instalaciones eléctricas, entrarían en funcionamiento en caso de necesidad.